17 agosto 2006

Orson, Bright Idea

OrsonCon grupos como Orson se siente la música de una forma diferente, es un soplo de aire fresco. Bright idea es su primer disco.

Con una mezcla de estilos, lo más rockero del pop (power pop) y lo más popero del rock, hacen una música para bailar, muy animada y con letras cercanas.

Todos estos ingredientes dan como resultado un disco fantástico, con varias canciones de primer nivel: Bright idea, No tomorrow o Downtown son solo una muestra de un álbum súper, sin desperdicio.

Son americanos y como Jimi Hendrix, o los más cercanos Scissor Sisters tuvieron que triunfar en el Reino Unido para ser conocidos por el gran público... En la música los británicos están a la cabeza...

Taxi, Mil historias

TaxiTaxi siguen siendo tan buenos como en su momento lo fueran Melon Diesel. La voz de Dylan hace crecer las canciones como pocas (Iván Mur en Fábula, o Marcos Cao en La sonrisa de Julia).

Solo un año después de Libre, su primer disco como Taxi, llega este trabajo. No es fácil hacer álbum por año, y menos de la calidad de Mil historias, ¡discazo!.

Con un poco de todo, las letras se basan en el amor (y desamor), en los sentimientos. Entre lo más sensible, de la balada al medio tiempo muy grandes Es tu voz y Hoy (Ganas de vivir). Entre lo más enérgico No caigas y Respirar.

Muse, Black holes and revelations

MuseEnigmáticos, psicodélicos, auténticos. Así no es fácil ser número 1 hoy en día, pero ellos son diferentes.

En Black holes and revelations hay temas muy currados, pero sobresale por encima de todos Starlight, con una melodía de piano (parece) que le da ese contrapunto perfecto a un sonido Muse, cargado de detalles. Una de las canciones del año.

El otro gran favorito es el tema de apertura, Take a bow, una paranoia androide más psicodélica que la de Radiohead.

Entre lo mejor también el tema de cierre, Kings of Cydonia.